Abundancia.



Estoy enamorada de la vida, el simple hecho de saberme respirando y de poder ver, oler, tocar, pensar, amar, sentir tristeza, melancolía, llorar, soñar, desear, beber agua, caminar, agradezco tanto cada segundo de mi existencia porque es tan abundante. El presente es abundante. Hay personas que viven en una agonía con el dinero y tienen millones de dólares en sus cuentas y tienen mil preocupaciones. Hay personas que piensan “bueno, hoy ayuno, ni pedo, no hay para comer” pero están plenos, viviendo el instante presente, confiado en la vida, fluyendo con ella.


Hay tanto que aprender en cada momento, la vida está llena de lecciones, el día de hoy agradezco haber comido con mi familia, haber tenido comida y tiempo para desayunar, hacer yoga, meditar, estudiar semiología, amar a mi familia, regresar a mi casa, hacerme un té y darme cuenta de lo abundante que es éste momento, frente a mi computadora, con dos velas encendidas, el viento entrando por la ventana, un té de limón con jengibre en una taza que dice “darling” y dedos para poder escribir esto en la computadora, ah! Y claro, agradezco tener una computadora.


Somos tan afortunados… y si no te sientes así, eleva tu frecuencia en amor, en agradecimiento, en armonía, y verás cómo vives en la abundancia de lo que has sembrado hasta el día de hoy.


Nos amo, constantemente. Gracias por seguir leyendo, es un agasajo poder compartir esto contigo.

33 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo